Hay salsas que acompañan y realzan un plato y otras que se convierten en vedette exclusiva de la fiesta. Esta salsa barbacoa de cosecha propia es de las últimas. Es muy fácil de preparar y acepta muy bien varios niveles de picante. Estupenda para aderezar unas patatas fritas o al horno y, como no, a las carnes ya sea a la parrilla o asadas.

 

Esta receta tiene un picante muy suave, el que le aportan los dientes de ajo, pero si eres de los que le gustan las emociones fuertes tienes varias opciones; sustituir el pimentón dulce por picante, aumentar la cantidad de guindillas o añadir unas gotas de tabasco. Cada opción, sin quitarle su esencia, le dará un toque distinto. Como siempre, todo queda al gusto del consumidor.

Ver video
Puedes ver la elaboración de la receta paso a paso en este video:
Ver video

Ingredientes:

2 tomates medianos.
2 dientes de ajo.
2 c/c de comino.
2 c/c de orégano.
1 c/c de pimentón (pimentón picante si os gusta con un toque picante).
Una o dos guindillas y/o unas gotas de tabasco, opcional (para los que le va la marcha).
3 c/s de pan rayado.
Una pizca de sal.
El jugo de medio limón.
100gr. de aove.

Elaboración:

– Maja el comino y el orégano en el mortero.
– Agrégalo al vaso de batir junto con el resto de ingredientes.
– Bate hasta homogeneizar la salsa.