The boy who wouldn’t hoe corn es una de esas sencillas canciones que te atrapan y no puedes dejar de escucharla. La conocí gracias a la estupenda banda sonora de The Broken circle breakdown, espléndidamente interpretada por los propios actores que le dan ese punto de magia para hacerla excelsa. Una película que emociona por lo que cuenta y por como lo cuenta. Un auténtico puñetazo que te noquea el alma, pero cuando sales a la calle la recuperas, porque después de lo que has visto quieres aprovechar cada minuto de tu vida para disfrutarla.

Albóndigas de mijo

El mijo es un ingrediente que te atrapa de igual manera. Me era totalmente desconocido y ahora forma parte de mi dieta semanal. Tiene un sabor suave y exquisito pero de potencia frágil, por lo que pide pocos aliados y en pequeña cantidad, lo suficiente para activar su sabor sin llegar a ocultarlo.
Estas albóndigas son un ejemplo. Aunque la cúrcuma y el curry son ingredientes con mucha personalidad, una pizca de ambos realzan su sabor sin perder el aporte frágil del mijo. Los piñones y el sésamo son invitados ilustres de la receta, son sabores y texturas adicionales que además son muy nutritivos. Puedes acompañarlas con un salsa suave tipo tzatziki, una ensalada a tu gusto o, como en esta ocasión, con una ensalada/salsa de aguacates.

Es un cereal sin gluten que tiene más proteínas y fibra que el arroz, fácilmente asimilable, tiene grandes propiedades reconstituyentes, ayuda a equilibrar la flora intestinal saludable, equilibra nuestro pH y nos ayuda a compensar los efectos acidificantes de una mala dieta.

Ingredientes para dos personas:
150gr. de mijo.
Una cebolleta.
Dos dientes de ajo.
1/2 c/c de cúrcuma.
1/2 c/c de curry.
20gr. de piñones.
Un puñado de sésamo tostado.
Harina de arroz.

Elaboración:
– Cuece el mijo en doble y medio de agua con sal durante unos 20′ (o lo que marque el fabricante).
– Mientras se cuece, sofríe la cebolleta partida a cuadraditos y los dientes de ajo muy picados.
– Tuesta los piñones y el sésamo si no es tostado.
– Agrega el sofrito, los piñones y el sésamo tostados al mijo cocido.
– Mezcla bien y forma las albóndigas apretando la masa con las manos.
– Pasa las bolas por harina de arroz ( es la harina que más impermeabiliza, además de ser más sana que la de trigo)
– Fríelas, no mucho, en aceite de oliva virgen extra a temperatura media alta.